Copa del Rey Juvenil: Análisis del Athletic Club de Bilbao

16 de mayo de 2015
El Athletic será el primer rival del Celta en Copa del Rey Juvenil
El Campeonato de España Juvenil - Copa de Su Majestad el Rey (Copa del Rey Juvenil 2015) comienza su andadura este fin de semana. En esta competición, que se disputa a través del sistema de eliminación directa, toman parte 16 equipos: los campeones y subcampeones de cada uno de los siete grupos de la División de Honor, y los dos mejores terceros.

El Celta busca acabar la temporada de la mejor forma posible. Tras proclamarse campeón del Grupo I en Liga, los pupilos de David de Dios acudieron a Almuñécar para disputar la Copa de Campeones Juvenil. En ella el conjunto celeste no pudo pasar de cuartos de final, pues una polémica actuación arbitral ante el Real Madrid desechó cualquier opción de triunfo.

Para quitarse el mal sabor de boca de lo sucedido en Almuñécar, el Celta lleva semana y media preparándose para la Copa, en donde se enfrentará al Athletic Club en los octavos de final. Este fin de semana viajará a tierras vascas para disputar el encuentro de ida este domingo a las 11:30 horas en las Instalaciones Deportivas de Lezama.

ANÁLISIS: El Athletic, un hueso duro de roer

El equipo dirigido por Joseba Etxeberria (ex-jugador de los leones y toda una institución en Bilbao) llega a la eliminatoria de octavos de final de la Copa del Rey tras ser segundo clasificado en el Grupo II de División de Honor, con un balance de 21 victorias, dos empates y siete derrotas.

A pesar de los números presentados, el primer juvenil rojiblanco no ha conseguido transmitir las sensaciones de anteriores campañas, mostrando cierta irregularidad especialmente fuera de Lezama, a lo que también pudo contribuir la participación del grueso de jugadores en la Youth League, restando consistencia en el juego durante el primer tramo de campeonato.

Las sensaciones del equipo durante la temporada son más propias de un equipo enfocado eminentemente a la competición que a la formación, menos próximo a los parámetros que suelen reconocerse en los equipos de Lezama de formaciones juveniles precedentes, siendo en ocasiones las actuaciones individuales las que alcanzaban los resultados que no conseguía el juego colectivo.

El esquema táctico utilizado ha sido el 4-2-3-1, en la mayoría de actuaciones con algún pequeño receso hacia el 4-4-2, alterando las posiciones de futbolistas ubicados en puestos novedosos para ellos con el fin de perfilar su formación, y adaptarlos a puestos potencialmente más adecuados a su progresión futbolística.

En lo que se refiere al estilo de juego, el equipo de Etxeberria trata de iniciar el juego en corto a través de formulas asociativas, pero éstas no son puestas en marcha de una forma dogmática: ante dificultades no dudan en utilizar métodos directos que desahoguen al equipo y posibiliten diferentes vías de progresión

El equipo vasco es muy rápido una vez que supera la línea de mediocentros. Mediavilla hace funciones de tercer hombre para descargar sobre jugadores de banda, donde se encuentran Oli (que su verticalidad y su ubicación a pierna cambiada le hacen un futbolista muy incisivo) e Iñigo Vicente (que es un futbolista con determinación clara sobre portería rival).

En cuanto a la estructura defensiva del Athletic, el equipo dirigido por Etxeberria es un conjunto voraz en la presión, que trata de buscar el robo en coordenadas lo más alejadas posibles a portería propia. La línea de tres es agresiva para acosar sobre defensores rivales, basculando sobre zona de balón; en ocasiones, uno de los pivotes bate línea de presión para generar una estructura de cuatro por detrás del punta que ayuda a soportar la presión avanzada.

El conjunto vasco cuenta con un once habitual formado por Hodei, Sillero, Núñez, Alonso, Arego, Garai, Mediavilla, Parra, Oli, Vicente y Larrayoz. Entre todos ellos, destacan:

-Hodei: portero de gran talla (1,98), muy completo e imponente bajo palos.
-Núñez: central diestro potente con gran juego aéreo.
-Mediavilla: centrocampista de gran calidad. Último año de juvenil.
-Oli: extremo de tren inferior potente, hábil en el uno contra uno.
-Vicente: juega tirado a banda izquierda, talento innato peligrosísimo dentro del área.
-Larrayoz: delantero centro y goleador del equipo.

A pesar de ser todavía juveniles, los Unai Simón, Xiker, Villalibre... forman parte del Basconia (segundo 'filial' del Athletic), y tan sólo bajaron al juvenil para disputar la UEFA Youth League. Por este motivo, el Celta podría partir como favorito en la eliminatoria, pero el Athletic es un conjunto de raza por naturaleza y pondrá las cosas muy difíciles.

Los pupilos de David de Dios buscarán sacar un resultado positivo de su visita a Lezama y que le permita vivir el encuentro de vuelta con mayor tranquilidad. Para ello, resultará muy importante rentabilizar las ocasiones creadas y reducir los errores en la defensa.


Publicado por Berto Carballo


Colabora:: La Cantera de Lezama