El Málaga CF conquistó su segunda Copa de Campeones ante el Sevilla FC

11 de mayo de 2016
El Málaga se impuso al Sevilla tras igualar el partido en la prórroga
Los juveniles de Málaga y Sevilla se han enfrentado en la final de la Copa de Campeones jugando muy bien al fútbol y el espectáculo ofrecido ha deparado un extraordinario encuentro que sólo ha podido decidirse en la tanda de penaltis. Los de la Costa del Sol se han impuesto en la XXII Edición de la Copa de Campeones después de una disputada final celebrada en la localidad almeriense de Vera.

El Sevilla, que se clasificó a la Copa tras finalizar en primera posición del Grupo 4, llegó a la final imbatido tras imponerse en cuartos de final y en semifinales ante Atlético de Madrid y Espanyol -respectivamente- por idéntico resultado: 0-1.

Por su parte, el Málaga tuvo que luchar muchísimo para llegar a la final. Logró la clasificación en la última jornada de Liga como uno de los mejores segundos clasificados, superó en cuartos de final al Athletic Club en los penaltis y superó con cierta holgura a la UD Las Palmas en semifinales (0-2).

La final de la Copa de Campeones deparó un derbi andaluz con los dos únicos representantes del Grupo 4.  Un duelo que no se decidió hasta la prórroga cuando el sevillista Adriano, que entraba de refresco unos minutos antes, anotaba el 1-0 a los diez minutos de iniciar el tiempo extra.

El Málaga fue amo y señor de la segunda parte de la prórroga, y el gol parecía cuestión de tiempo. Así sucedió en el minuto 110, cuando el delantero Nesyri igualó el encuentro tras un saque de esquina. Al igual que sucedió en 2014, cuando Real Madrid y Real Sociedad se enfrentaron en la final en el mismo escenario, el título se decidiría en la tanda de penaltis.

En los lanzamientos desde los once metros hubo un protagonista claro: el guardameta malaguista Samu Casado, a quien le había fallecido un familiar el día anterior. El cancerbero detuvo los dos primeros penaltis del Sevilla para acercar un título que finalmente se materializó para los de la Costa del Sol con un 0-3 de marcador final desde los once metros.

El Málaga, que fue campeón de Copa de Campeones en la temporada 2002/2003, suma el segundo título de la máxima competición juvenil y sucede en el trono al Villarreal CF, que se impuso la temporada pasada al RCD Espanyol en Almuñécar (Granada).


Publicado por Redacción