Borja Iglesias vuelve a rendir

28 de febrero de 2018
Borja Iglesias, en un encuentro la temporada pasada con el Celta B
El canterano celeste Borja Iglesias ha sido uno de los protagonistas de la pasada semana tras haber sido denunciado por la Liga de Fútbol Profesional por la celebración de su gol frente al Nàstic de Tarragona. El festejo en cuestión fue de lo más inocente, simplemente mandó callar a la afición local. Además se ha hecho público un vídeo de unos treinta segundos en los que se ve y se escucha a los aficionados rivales insultándole duramente. Estos cánticos fueron el detonante para la reacción del delantero gallego, un comportamiento que ahora podría tener consecuencias.

La posible sanción que podría recaer sobre el ariete santiagués estaría entre uno y tres partidos de suspensión, aunque de momento no se ha hecho efectiva. De esta forma, Iglesias ha podido jugar frente al Oviedo e incluso marcar en un partido en el que se impusieron los locales, algo que parecía lo más normal ya que los maños partían como favoritos en la casa de apuestas BetStars, que situaba el triunfo del Real Zaragoza con una cuota de 2.30.

La única esperanza que hay en que la sanción no llegue a hacerse efectiva estaría en el precedente de Gerard Piqué, que tras haber celebrado un gol de manera similar no llegó a ser denunciado por la Liga. Esta denuncia y posible sanción, ha molestado a casi todas las partes que rodean a Borja Iglesias, ya que tanto su actual equipo, el Real Zaragoza, como los aficionados del Celta han hecho declaraciones mostrando su malestar tras lo ocurrido, inclusive el líder del conjunto celeste, Iago Aspas, le envió un mensaje al canterano para animarlo.

Lamentablemente este inconveniente ha empañado el regreso a la senda del gol del punta santiagués. Después de haber llegado a la capital aragonesa el pasado verano, tras dejar el Celta B y no tener un hueco en el equipo de Unzué, la dirección deportiva decidió finalmente cederlo a un histórico como es el Zaragoza, un conjunto que debería estar en primera división pero que se encuentra luchando por volver a esta categoría.

La llegada de Borja Iglesias fue una bocanada de aire fresco para los aficionados maños, que vieron con gran alegría la llegada del prometedor delantero en el que depositaron mucha confianza tras los buenos resultados conseguidos al comienzo de temporada y que lamentablemente se frenó en seco tras una lesión antes de la etapa navideña lastrando sus apariciones hasta finales de enero.

Tal y como es conocido por todos los aficionados al fútbol, los delanteros suelen vivir de rachas, y la ansiedad y la frustración pueden pasar factura a los nueves y más si la mala racha alcanza nueve jornadas. Durante estos encuentros, el canterano celeste entró en los récords -negativos- del Real Zaragoza tras fallar tres penaltis consecutivos en casa y en la misma portería, siendo además ante rivales directos como lo son el Tenerife, el Córdoba y el Club Deportivo Lugo.

Pero a pesar de todo, Borja Iglerias volvió a la senda del gol y ya lleva la nada despreciable cantidad de 12 goles y 4 asistencias, siendo el máximo goleador y asistente del conjunto maño. Gracias a ello, el delantero ha pasado de nuevo a ser uno de los jugadores más valorados por el entrenador, quien ha declarado que está convencido de que están en el proceso de volver a ver al mejor Iglesias. Si todo continúa así y la racha goleadora se mantiene, habrá muchas papeletas para que el nueve juegue en primera división con el primer equipo.


Publicado por Redacción