El Celta B jugará la próxima temporada en Segunda B

8 de julio de 2014
Foto: Marta G. Brea

El Celta B militará una campaña más en Segunda División B, categoría de bronce del fútbol español, tras la resolución que ha hecho pública en la tarde de hoy la RFEF que confirma la plaza para el conjunto vigués, que entregó la documentación requerida el pasado viernes. Además, la entidad que preside Carlos Mouriño presentó el aval para el pago de los 265.000 €, precio que estipuló la propia federación para hacerse con dicha plaza.

Tal y como recoge el comunicado oficial: "Una vez transcurridos los plazos previstos en la Circular nº 1 relativa a la cobertura de vacantes por causas económicas en Segunda División B, y analizada la documentación presentada por el club RC CELTA DE VIGO SAD “B”, equipo con mejor derecho deportivo de las propuestas presentadas, la RFEF, en consonancia con las previsiones del Art. 194 del Reglamento General federativo, se ha acordado asignar al meritado club, la vacante dejada por el CD Ourense SAD."

"En consecuencia, el equipo RC CELTA DE VIGO SAD “B” se incorporará desde esta misma fecha, y con todos los derechos, a esta categoría nacional de fútbol español en la Temporada 2014/2015."

Hace aproximadamente 10 días, tras darse a conocer los clubes denunciados por impagos en la categoría, ya comentamos la posibilidad que surgía (aquí) en caso de que alguno de estos clubes fuese descendido. Hecho que, lamentablemente para el fútbol gallego, le ocurrió al CD Ourense que descendía administrativamente a Tercera, tras una temporada difícil en lo institucional y en la que finalmente no fueron capaces de abonar la cantidad que fue denunciada ante la AFE.

En ese momento, las opciones de conseguir la plaza aumentaron exponencialmente para el Celta B, puesto que los primeros clubes con preferencia para la plaza eran los del mismo Grupo Territorial de la Tercera División, e inmediatamente después el filial celeste. Tras irse haciendo público que algunos de los clubes más 'fuertes' no podían hacer frente al pago de las cantidades solicitadas, como el Pontevedra o el Cerceda, se aclaraban las opciones para el Celta B.

Así, el club consigue hacerse con una plaza vital para que los jovenes jugadores del filial tengan un mayor nivel competitivo del que habría en Tercera División y, de esta manera, que el eventual salto o participaciones con la primera plantilla no se notase en exceso. Se trata de un esfuerzo notable por parte del Club y un nuevo guiño al proyecto de Cantera, por lo que se decidió entregarle el timón del Celta B a Fredi Álvarez, un técnico con cierta experiencia y que ya dirige desde el pasado jueves a los jóvenes pupilos celestes.


Publicado por Redacción