Borja Iglesias jugará cedido en el Real Zaragoza de la Liga 1|2|3

6 de julio de 2017
Borja Iglesias, en un encuentro la temporada pasada con el Celta B
Una de las incógnitas en 'Casa Celta' era resolver la situación de Borja Iglesias. Tras finalizar su etapa en el filial, el delantero santiagués debía pertenecer por contrato al primer equipo. La idea inicial era que realizara la pretemporada a las órdenes de Juan Carlos Unzué, si bien la llegada del uruguayo Maxi Gómez para la delantera reducía las opciones de Borja.

En esta tesitura, la lista de equipos interesados en la cesión de Borja Iglesias era interminable. Según apuntó el periodista César Méndez hace unos días, una de las opciones era la del Leeds United, con la intención de cederlo a la Cultural Leonesa. Otro de los frentes abiertos fue el filial del Barcelona, que ofertaba en torno a un millón y medio de euros por su traspaso. Sin embargo, el Celta exigía en este caso una opción de recompra por 2,6 millones de euros, ante lo cual se negó el conjunto catalán.

Finalmente, el Real Zaragoza ha sido el equipo que se ha llevado el gato al agua. El conjunto maño, uno de los históricos de Primera División, convenció a Borja Iglesias para que formara parte de su proyecto. Por tanto, el delantero gallego, que termina contrato con el Celta en junio de 2019, jugará cedido en el Zaragoza sin opción de compra.

Borja Iglesias Quintás (Santiago de Compostela, 17/01/1993) llegaba a Vigo hace cuatro años con un interesante currículum en las canteras de Valencia CF y Villarreal CF. En el segundo filial del submarino amarillo dio sus primeros pasos en el fútbol profesional, anotando once goles en su única temporada en Tercera División.

El santiagués llegaba a Vigo rodeado de un equipo tremendamente joven que, a pesar de finalizar la campaña en posiciciones de descenso, logró la permanencia tras comprar plaza por vía administrativa. Aquella temporada fue la del debut de Borja Iglesias en Segunda División B, un año en el que cosechó trece dianas en 35 partidos de Liga.

En la temporada 2014/2015 año contribuyó a la permanencia con unas cifras muy buenas, anotando 17 goles y dando siete asistencias en 36 partidos de Liga. Además, aquel año tuvo lugar su debut en Liga con el primer equipo, un 3 de enero de 2015 en el que el Celta cayó derrotado ante el Sevilla FC en el Sánchez Pizjuán.

Al año siguiente mantuvo sus buenos registros goleadores, firmando once dianas y aportando dos asistencias de gol en 36 encuentros, unos números que se vieron afectados por una racha negativa de 18 encuentros consecutivos sin ver puerta. Además, disputó cuarenta minutos con el primer equipo ante el Cádiz CF en la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey.

Borja Iglesias fue uno de los nombres propios de la pretemporada del primer equipo hace un año. El futbolista santiagués aseguraba que su intención era quedarse en el primer equipo o, en caso contrario, valorar la opción de salir cedido. El delantero permaneció en Vigo al cierre del mercado de fichajes pero con ficha del filial, una decisión de la que el propio jugador no se mostró arrepentido de haber tomado.

El tiempo le dio la razón. Borja Iglesias, en su cuarto año con el Celta B, fue uno de los grandes artífices de la gran temporada del filial. En lo individual, el máximo goleador celeste batió todos los récords habidos y por haber. Primero pulverizó su mejor registro anotador, después superó a Goran Maric como máximo goleador histórico del Celta B e igualó a Eduardo Rodríguez (Hércules CF) como el jugador que más goles marcó en una temporada regular en Segunda División B.

El ex del Villarreal C demostró partido tras partido que la categoría se le quedaba pequeña, siendo el principal referente del Celta B y uno de los mejores jugadores de la categoría. Tal fue su importancia que 16 de los 32 goles que anotó en el campeonato regular sirvieron para que el filial lograse de manera directa 23 puntos. Borja Iglesias anotó 34 goles en 39 partidos entre Liga y play-off (solo se perdió un encuentro por sanción), disputando casi 3.500 minutos y contribuyendo al equipo con nueve asistencias de gol.

El artillero gallego fue el 'MVP' del Celta B en 17 jornadas, lo que le sirvió para llevarse el premio de mejor jugador del filial en la temporada 2016/2017. Borja sumó un total de 118 puntos, con 64 de ventaja con respecto a Hicham, su inmediato perseguidor.
De esta forma, tras su cesión al Real Zaragoza, Borja Iglesias formará parte de uno de los aspirantes a ascender a Primera División. El conjunto maño militará en la categoría del fútbol español por quinto año consecutivo, tras descender a Segunda en el año 2013, por lo que el delantero del Celta tendrá ante sí un nuevo reto en su trayectoria como futbolista.

¿Quién es Borja Iglesias?

En nuestra web hicimos una profundo análisis de la trayectoria de Borja Iglesias y su perfil como futbolista. Puedes volver a leerlo AQUÍ.


Publicado por Berto Carballo